Errores frecuentes los procesos de reclutamiento

Hay momentos en los que el proceso de reclutamiento de personal se convierte en una labor tediosa y no genera frutos, ya sea porque rechazan a los candidatos por que ellos deciden irse al poco tiempo de haber logrado un ingreso. 

Es necesario comenzar de nuevo y nos estancamos con nuevas vacantes que tenemos para cubrir. Nuestro descontento nos lleva a buscar algún culpable, sin embargo, nuestro primer paso antes de buscar culpables debería ser una búsqueda introspectiva: ¿Que proceso estoy llevando a cabo? ¿Qué me está funcionando y que no?

Tal vez la respuesta esté ahí. Quizá haya algo que estés haciendo de manera equivocada u estés omitiendo algún paso. 

Como sabes el reclutamiento nos permite evaluar a un grupo de candidatos para conocer el que más se adecua al perfil del puesto, a la empresa, requerimientos y competencias solicitadas. Este proceso es sumamente importante, cualquier error al momento de seleccionar estas variables puede ser nocivo para el éxito de los siguientes pasos.

Hemos preparado para tí esta lista de los errores más comunes en los procesos de reclutamiento de personal.

1.- Usar siempre la misma estrategia

Diariamente aparecen nuevas herramientas y canales para el reclutamiento, no tengas miedo de innovar, siempre es necesario encontrar maneras más eficientes de hacer tu trabajo y ahorrar tiempo. Debes llevar un análisis de tus herramientas y así poder medir cuál funciona mejor para tí. 

Otro tip es usar herramientas distintas de acuerdo al perfil o a la generación, no todos los aspirantes se encuentran en los mismos canales, ni se comunican igual. 

2.- No invertir en tecnología 

Relacionada con el punto anterior, cada día aparecen muchísimas herramientas que facilitan el trabajo y hacen más eficientes los procesos de reclutamiento. Debemos estar atentos a la innovación como reclutadores y como directivos estar atentos a sugerencias y nuevas opciones tecnológicas que mejoren el desempeño de nuestro equipo.

3.- Brindar información ambigua sobre la vacante

Es uno de los errores más comunes, la información proporcionada sobre la vacante es el gancho que permitirá atraer los candidatos más adecuados. 

Cuida concienzudamente la descripción y lo que se espera del candidato, la ortografía y los datos de contacto son muy importantes.

Al momento de la entrevista también debes proporcionar al candidato las características de la vacante y las políticas de la empresa. Si no estás seguro de algún dato, es mejor que seas sincero en lugar de dar respuestas vagas o mentir con tal de no quedar mal.

4.- No buscar compatibilidad con los valores de la empresa

Es importante asegurarte que además de que el candidato cumpla con todos los requisitos de la vacante, también conozcas sus intereses y motivadores, esto para conocer si el candidato se podrá ajustar a la cultura organizacional de la empresa. La no adaptación a estos valores puede causar más adelante insatisfacción laboral.

5.- Mala actitud del reclutador

En la mayoría de las ocasiones los candidatos se sienten intimidados por los reclutadores, ya que algunos toman actitudes arrogantes o no empáticas con las personas. El reclutador debe ser un imán humano con la capacidad de atraer a las personas y generar su confianza. 

Esto ayudará a los candidatos a sentirse seguros de sí mismos y facilitará para tí el proceso de selección.

Recuerda que eres el representante de la organización, el primer rostro que vea el candidato de la empresa, trata de ser empático y generar un ambiente de confianza. 

No olvides que tú en algún momento de tu vida estuviste o estarás en su lugar, piensa cómo te gustaría ser tratado.